Construyendo juntos

Grupo Hefame, mediante su Fundación, ha firmado con Fundación Vicente Ferrer un convenio de ayuda para la construcción de aldeas en la región de Andhra Pradesh, en la India.

 

 

Si quieres colaborar de manera voluntaria con nuestra Fundación, descarga el boletín, rellénalo y envíalo al correo electrónico: fundacion@hefame.es

Tu colaboración voluntaria es desgravable mediante un certificado que te emite Fundación Hefame.

 

En Grupo Hefame colaboramos con la Fundación Vicente Ferrer en la construcción de viviendas en las aldeas de Mamillapalli y Mukthapuram, con el fin de ayudar a las comunidades más empobrecidas y a colectivos especialmente vulnerables como mujeres, niñas y niños y personas con discapacidad a cubrir sus necesidades más básicas.

 

LEER +

Muchas familias de comunidades desfavorecidas de la India viven en casas precarias construidas por ellos mismos, que no reúnen las mínimas condiciones de habitabilidad ni higiene. En muchas ocasiones tienen que cambiar el techo cada año porque las lluvias monzónicas producen goteras y lo destruyen. Tampoco cuentan con letrinas o un espacio para su higiene personal, lo que les obliga a hacer sus necesidades fisiológicas al aire libre, con consecuencias muy negativas para su salud y su seguridad.

"Construyendo juntos un futuro de sonrisas", es el nombre del proyecto que hemos desarrollado en Grupo Hefame y en el que queremos que participen los trabajadores y trabajadoras de la empresa, los socios y clientes, así como la sociedad en general. Con todas las acciones que llevaremos a cabo, queremos recaudar los fondos necesarios para la construcción de siete viviendas para siete familias de dos poblados de las aldeas de Mamillapalli y Mukthapuram, en Anantapur, al sureste de la India, que se escriturarán a nombre de las mujeres que, al convertirse en propietarias de sus viviendas avanzan hacia su empoderamiento y disponen de un patrimonio para el futuro de sus hijos e hijas.

Con este proyecto estamos contribuyendo a que estas familias tengan una vida más segura y vivan más protegidas, lo que también reforzará su sentimiento de pertenencia a la comunidad y a su desarrollo común y sostenible. A largo plazo, vivir en mejores condiciones les ayudará a evitar algunas enfermedades que están relacionadas con el hacinamiento y la insalubridad con las que viven actualmente.